El camino del agua

Con este sugerente pórtico encabeza el catedrático de geografía Eduardo Martínez de Pisón, su contribución a la publicación Caminos Naturales de España, libro  promovido por el Ministerio de Medio Ambiente Medio Rural y Marino, que vio la luz en diciembre de 2011. Con su habitual maestría, este erudito profesor, viajero incansable y amante devoto de la montaña, describe el placer del viaje reposado que permite recrearse en las cosas, “escuchando las voces de los lugares y avanzar como quien recibe una doctrina dictada por el paisaje”. De nuevo el paisaje se convierte en el eje central, en el elemento nuclear que da coherencia y sentido al caminar del viajero.”El viajero sensible va absorbiendo lo que los sitios son”, y, con la mente y el corazón abierto, trata de descifrar su semblante, y así, de este modo, el paisaje, el entorno natural que nos rodea, se hace experiencia. De este modo, el caminante pasa a integrase, a formar parte del paisaje que le rodea.

En este artículo, preñado de la erudición y la claridad de un escritor de honda sensibilidad, Martínez de Pisón recurre al símil del agua como camino de vida, como vía de introspección interior, al tiempo que lo utiliza para presentar los placeres físicos, el goce real, de acompañar el fluir de un curso de agua. “Caminar junto al agua es, pues, un estilo del viaje real y del interior”, escribe el maestro, y no le falta razón, pues pocos gozos hay comparables a los que proporciona disfrutar de la soledad sonora de un río, de detenerse a escuchar los ecos de las “voces de siempre constantemente renovadas”. Pero como señala el profesor, los ríos son ante todo paisaje, un paisaje con una carga natural importante pero en el que la historia, el elemento cultural, también juega un papel primordial. Como recuerda Martínez de Pisón, los ríos, los torrentes, las ramblas, los regatos, las cárcavas, son también sus márgenes, sus obras de ingeniería, sus orillas, su cortejo vegetal. La inteligencia y la experiencia vital que lleva a esta determinación es la que permite a este maestro de geógrafos que ha ascendido a las montañas más bellas y más altas del planeta para comprender y explicar sus misterios, que ha viajado por los caminos del mundo para describir sus paisajes con la emoción y el magisterio de quien observa para comprender, terminar este hermoso y brillante texto asegurando que el camino del agua es, nada menos que una de las rutas sencillas y hondas de la sabiduría.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: