Movilidad urbana sostenible. Mito o realidad

Vivimos en un mundo en el que el término de moda es el de la sostenibilidad. El desarrollo debe ser sostenible, la ciudad y la edificación deben ser sostenibles, la movilidad urbana debe ser sostenible, al igual que la gestión medioambiental, entre otros aspectos. Pero, sabemos realmente ¿qué es la sostenibilidad?. ¿Es posible?, o se trata simplemente un término felizmente acuñado y totalmente huero. Según los teóricos del tema, la sostenibilidad o el desarrollo sostenible, es aquel que permite hacer compatible el crecimiento económico, la cohesión social y la defensa del medioambiente, de manera que se pueda proporcionar calidad de vida a los ciudadanos sin esquilmar los recursos ambientales disponibles. Es decir, aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer las futuras. Dando por válida esta definición, la sostenibilidad debería ser una práctica política comúnal condicionar el presente y comprometer el futuro de los ciudadanos.

Parece evidente que el transporte urbano introduce fallas en el sistema, al afectar directamente al equilibrio deseable del mismo. El transporte urbano es un factor que grava el consumo energético, incide en la salud de la población (contaminación atmosférica y acústica, inseguridad vial), y, en cierto sentido, en la equidad social al condicionar la accesibilidad a los servicios considerados básicos (educación, sanidad, ocio, trabajo, abastecimiento, etc). Es innegable que los patrones actuales de movilidad en los que el uso del vehículo privado es predominante, tienen un impacto social y ecológico (se puede medir a través de la denominada huella ecológica) notable. Por ello, es muy importante tender puentes hacia una movilidad más racional en la que el vehículo particular sea relegado por otros modos de transporte menos lesivos, tanto para el medioambiente como para la economía en sus diferentes escalas (personal, local, regional, etc), pero que cubran igualmente las necesidades de movilidad de la población. Estos modos alternativos son el transporte público en sus diferentes modalidades, los desplazamientos peatonales y la bicicleta.

En una ciudad de tipo medio como Gijón, con unas características físicas y sociales no muy contrastadas, la movilidad urbana sostenible no es solo deseable sino que es posible, y depende, en buena medida, de las actitudes personales de cada uno de nosotros para hacer frente a nuestras necesidades de desplazamiento en el marco urbano. Puede parecer una actitud meramente volitiva pero los buenos hábitos relativos a la movilidad se pueden aprender y enseñar, y tienen influencia no sólo a escala local sino también global. Sólo es necesario que el mensaje sea interiorizado, sea asumido como propio, por todos nosotros.

La ciudad de Gijón tiene un transporte público eficiente, de calidad, y suficientemente dúctil como para adaptarse a las contingencias urbanas y a las necesidades de los potenciales usurarios, por lo que parece un modo ideal para desplazarse por la ciudad. Por otro lado, la escala de la ciudad y sus buenas cualidades urbanísticas (siempre mejorables) la convierten en un escenario ideal para los desplazamientos a pie. Las políticas municipales tendentes a calmar el tráfico (zonas 30, peatonalizaciones, semipeatonalizaciones, ampliación de aceras, carriles bici) son claves para estimular los desplazamientos peatonales y complementarias al fomento del transporte público. Más complejo parece que está resultando estimular el uso de la bicicleta como medio de transporte, que deberá esperar a un mejor acondicionamiento y diseño de la red de carriles exclusivos. A pesar de las características físicas del viario gijonés (herencia de su historia urbana y de las distintas políticas urbanísticas aplicadas por los gobernantes de turno), en los últimos años se ha avanzado mucho en este terreno, pero no se ha hecho de manera ordenada y consecuente, de forma que no hay una red de itinerarios ciclistas que vertebre la ciudad y atienda a los centros de atracción. Esto ha condicionado el uso generalizado de la bicicleta, que ha quedado relegado para los incondicionales del medio o para un uso más recreativo. Tema diferente es el comportamiento y el uso que hacen algunos ciclistas del espacio público. Sería deseable que la propuesta municipal de abordar la reforma del carril bici del muro de San Lorenzo fuese más allá e incluyese un planteamiento general para hacer de la bicicleta una alternativa real como modo de transporte en nuestra ciudad.

Si queremos transitar por la senda de la sostenibilidad la orientación está trazada. Sólo falta creérnoslo y actuar en consecuencia.

Anuncios

, ,

  1. #1 por alvarair el diciembre 19, 2011 - 5:25 pm

    Buen artículo míster.

    Siempre es bueno reflexionar sobre el tema de la movilidad urbana, un aspecto crucial en el funcionamiento de la ciudad. Aunque no te des cuenta hasta que estás en Madrid, apurado de tiempo para coger un tren o un avión, y resulta que la línea de metro está averiada. La ciudad deja de funcionar.

    En el caso de las ciudades pequeñas-medias me gustaría citar un ejemplo que me ha tocado vivir. El caso de la movilidad ciclista en San Sebastián. Una ciudad de orografía mucho más compleja que Gijón, pero con un clima similar. Hace ya más de diez años que, tras una considerable confrontación política, en el paseo marítimo de la Concha se decide eliminar un carril de tráfico rodado para incorporar un carril-bici de doble sentido. No fueron pocas las voces discrepantes en su momento. Hoy en día, pasada toda la polémica, tenemos una ciudadanía que ha ido asimilando la movilidad ciclista y se ha ido creando una sinergía por la que cuantas más bicis hay, más carriles bici (bidegorris) se crean y viceversa.

    Se ha reducido el número de automóviles circulando por la ciudad considerablemente, y aunque sólo sea por poder oír mejor las olas en el mar, ya merece la pena.

    Espero que en el caso del Muro de San Lorenzo haya integración de la movilidad ciclista. Y respeto por parte de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: