La puerta de la Villa

El arco del Infante, conocido popularmente como puerta de la villa, estuvo en pie 103 años en la actual plaza del Seis de Agosto.

En fechas recientes el investigador y amigo Héctor Blanco planteaba públicamente la conveniencia de recuperar  simbólicamente, a través de una estructura escultórica ajardinada, el denominado arco del Infante, la puerta monumental de entrada a la villa que a instancias de Jovellanos proyectó el arquitecto Manuel Reguera en 1783 para el inicio de la calle Corrida, en la actual plaza del Seis de Agosto. Este elemento ornamental sustituyó a la antigua puerta de la villa que había sido demolida en 1781 en su emplazamiento primitivo a la entrada del arenal de la Trinidad.

Como recogen las Actas del Pleno Municipal del 27 de noviembre de 1880, varios concejales plantearon el derribo de este arco monumental coronado por un relieve de don Pelayo (conocido en Asturias como el infante) blandiendo su espada, por su estado ruinoso. Si bien el arquicidio, en la terminología de Héctor Blanco, se perpetró en noviembre de 1886 aduciendo motivos de seguridad “parece evidente su desplome por el lado de poniente…” y  de ornato público “…carece de mérito artístico alguno según el parecer unánime de cuantas personas competentes se han ocupado del asunto” (AMG exp ord nº41 de 1886). Con el arco fueron talados todos los olmos, álamos y sauces que hermoseaban el lugar, parte de ellos sufragados por el propio Jovellanos. Parece evidente que esta actuación municipal escondía espurios intereses urbanísticos que benefician a los propietarios de terrenos e inmuebles de la zona.

Como es sabido, este céntrico espacio en el que principiaba la salida de la carretera de Castilla, recuperó su dignidad urbana en agosto de 1891 con la instalación del monumento a Jovellanos, obra del escultor Manuel Fuxá, actuación que se acompañó con el ajardinamiento a la inglesa del entorno del mismo.

El monumento a Jovellanos durante las obras de reforma de la plaza del Seis de Agosto en 1966.

De la memoria del arco del Infante o puerta de la villa sólo han quedado borrosas estampas decimonónicas, un topónimo simbólico que arraigó en el uso popular de los gijoneses para definir el entorno de la actual plaza de Europa y el encuentro de las avenidas de Schulz y Constitución, e iniciativas ciudadanas como la de Héctor Blanco, que buscan recuperar nuestra memoria colectiva y aunar voluntades para mejorar los espacios urbanos públicos.

Este pequeño texto y las imágenes que lo acompañan pretenden ser un sencillo recordatorio del más ilustrado y recordado de los hijos de Gijón, Gaspar Melchor de Jovellanos, en el año de la celebración del bicentenario de su fallecimiento.

Anuncios

,

  1. #1 por Aitor el octubre 24, 2011 - 6:46 pm

    Una pena que tiraran el arco…

  1. Gijón . El Arco del Infante o Puerta de la Villa | Gijón en el recuerdo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: